miércoles, 3 de septiembre de 2008



















En la foto: Rirkrit Tiravanija preparando su famosa comida Tai.


(...)*

Todos necesitamos ponerle nombre a las cosas. A nosotros se nos ocurrió, a finales del 2005, hacer una exposición en una casa que nos prestaban y le pusimos de nombre "Ocupas". Lo cierto es que dentro de la infinitud de nombres que podríamos haber elegido, elegimos uno poco afortunado: no somos estrictamente ocupas, no "okupamos" casas, y el usar ese nombre proyecta nuestra práctica como un simulacro, como una versión dietética y lavada de la resistencia. Hay nombres tan poderosos, tan repletos de imágenes, que su simple uso sugiere una filiación ideológica.
En nuestro caso la palabra Ocupas no designa la adhesión a una modalidad de antagonismo urbano, ni un método de apropiación y mucho menos un colectivo de artistas, sino dos intervenciones puntuales que se realizaron en Noviembre del 2005 y en Octubre del 2006. Pedimos prestadas casas, nos metimos a vivir adentro algunos días, hicimos obra usando la arquitectura como soporte y después vino una compañia demoledora y tiró todo abajo, intervenciones incluidas. Ocupas es el nombre genérico con el que designamos este tipo de proyectos.

Lo que ahora presentamos en la sala del CEPIA tiene un nombre distinto, pero está modelado con la misma arcilla. Envios también surgió para generar espacios transitorios de encuentro y también utiliza temporalmente una arquitectura ajena, aunque en este caso se trate de algo tan vasto como es la web. También, al igual que las dos intervenciones de Ocupas, aparece como solución a algunos handicaps específicos de la escena local.
Envios trata de poner en contacto a artistas Cordobeses con artistas que viven en otros lugares para que produzcan algo juntos. Nuestra tarea es orquestar las parejas de trabajo y ponerlas en contacto, es decir, diseñar una cita a ciegas que creemos que puede funcionar. De ahi en adelante puede salir cualquier cosa. Nuestra caja de herramientas es bien casera: el correo electrónico, una página web y la premisa compartida del “hazlo tú mismo”. Entre idas y venidas, ENVIOS se ha materializado en tres eventos físicos y dos intercambios virtuales. El primer evento fue en Periférica 06`, en el Centro Cultural Borges y surgió como una solución ante el dilema de tener que llevar a Ocupas a una sala de exposiciones. Reproducir la lógica con la que veníamos trabajando en las casas habría significado un gesto fúnebre, asi que nos inventamos un modus operandi nuevo y nos emancipamos de la parte de creación de obras. Asi surgió este proyecto. Nos fueron enviadas instrucciones y nosotros las manufacturamos. “Motor” fue el segundo evento y lo hicimos en Casa 13 en Septiembre del 2007, intentando recaudar fondos para solventar un viaje a Chile. A pesar de haber sido concebido como un medio para un fin, Motor adquirió vida y guión propio. Salió realmente bien. El tercer evento fue en Espacio G, Valparaíso, un mes después. Hicimos una exposición y un workshop, y nos quedamos a vivir unas semanas en este espacio increíble. La convocatoria y el desarrollo de los contenidos del workshop fue tímido, quizás un poco flojo, pero las intervenciones públicas salieron buenísimas. En todo este trajín, los intercambios han ido desarrolládose con temporalidad flexible.

El hecho es que ningún proyecto que esté vivo mantiene exactas sus coordenadas iniciales. A nosotros, a diferencia de antes, hoy nos interesa problematizar los vínculos además de promoverlos.
Si bien hablar de micropolíticas, de tecnologías 2.0 y, sobre todo, de Estética Relacional implica hoy una buena dosis de glamour, lo cierto es que los debates globales sobre la relacionalidad –que tienen que ver con todas estas cosas- todavía no están ni cerca de ser resueltos. Necesitamos hablar de esto, sobretodo porque da la impresión de que muchos de los proyectos que trabajan hoy con plataformas relacionales han comenzado a estetizar sus iniciativas y a ofrecerse como productos para la contemplación, como simples representaciones escultóricas del afecto. Este mismo enfoque -bastante inocuo a nivel crítico- es el que ha concedido la posibilidad de pensar al artista como "autor" de comunidades. En el marco del ciclo del CEPIA, hemos decidido intentar compartir algunos interrogantes sobre estas cuestiones y poner de paso en jaque nuestro propio proyecto. Creemos que estos debates tienen su peso específico en buena parte del circuito Cordobés, a pesar de que la gramática al uso sea otra y de que no haya espacios concretos donde formalizarlos (1) . Además de los interrogantes lanzados al aire, presentamos este cuadernillo que contiene casi todos los emails que se han mandado los artistas durante los intercambios. Este gesto de recopilación tiene muchas caras y ni siquiera nosotros logramos todavía visualizarlas a todas, pero podemos asegurar que no es un gesto diseñado para señalar los vínculos como “arte”, porque no estamos pensando en esos términos. Quizás, muy al contrario, se trata de intentar articular espacios de fricción, de visibilizar las negociaciones y subir el volúmen del ruido más que ecualizarlo. Como prender todas las luces de la cocina y empezar a discutir lo que estamos cocinando.


(1) En este sentido nos encontramos muy cerca de iniciativas locales como las residencias organizadas por Anibal Buede en la ciudad de las artes, el gigantesco trabajo de Casa 13 para establecer nodos con otros espacios independientes del interior del pais, o los proyectos de Lucas Di Pascuale para interpelar la “escena” local. También los recientes llamados a la comunidad artística de Córdoba para reclamarle al Caraffa una gestión decente. Caminamos en esa dirección.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
*Texto publicado en el cuadernillo de la exposición ENVIOS/CEPIA, actualmente en curso en el Centro de Producción e Investigación en Artes, en el marco del ciclo "Límites de la autoría". Córdoba, Argentina.

2 comentarios:

Said Dokins dijo...

saludos me entere de ustedes por medio del Rod Palmer, un saludo!! espero poder colaborar con ustedes an algún momento.

Saludos!

D. Padrón Alonso dijo...

Hola! Queria proponerte participar en un proyecto expositvo en Las Palmas de Gran Canaria. Si te interesa de daré mas datos a través de mi contacto:
d7art@hotmail.com
Gracias